Parque inclusivo

Fadura, un espacio para la igualdad, la diversidad y la interacción positiva

Carlos Giménez es Catedrático de antropología de Universidad Autónoma de Madrid y Director del Instituto DEMOSPAZ.

“Me alegra mucho conocer la iniciativa #ThinkingFadura. En primer lugar, porque le tengo mucho cariño a Getxo desde que colaboré en el primer Plan de Integración, Convivencia y Desarrollo Social del municipio. También, porque se trata de una iniciativa interesantísima para aplicar el enfoque interculturalista a un centro deportivo público, a un lugar para el esparcimiento.

Desde hace mucho tiempo, que trabajo en la convicción de que el enfoque interculturalista consiste en la combinación diligente y ética de tres grandes principios: el de la igualdad, el de la diversidad y el de la interacción positiva. Hagamos entonces el ejercicio de aplicar estos principios al espacio de Fadura.

En primer lugar, la plena igualdad de todas las personas, culturas y grupos; también, igualdad de oportunidades para poder aprovechar bien el espacio. Desde el enfoque de igualdad no es posible que cada cual deba estar en una parte del espacio determinado, no es posible la segregación, la discriminación y ningún trato desigual a ninguna persona o grupo étnico, religioso, etcétera. #ThinkingFadura tiene mucho de igualdad.

El segundo principio es el respeto a la diversidad. No se trata solo de un respeto pasivo de coexistencia; se trata de un respeto activo de convivencia e interés por las otras personas. En ese sentido, es importante que Fadura sea un espacio para la celebración de los cuerpos, de los rostros, de la música y de los tipos de deporte allí presentes. Además, se debe aprovechar esa diversidad para el proyecto común, lo que nos lleva al tercer aspecto: la interacción positiva.

Es este tercer principio, el de la interacción positiva, el que puede realizar un aporte específico desde la interculturalidad al proyecto del futuro parque Fadura como un lugar en el que no solo cada cual haga lo que considere, sino que sea un lugar de relación, de diálogo, de conocimiento mutuo o de aprendizaje, poniendo énfasis en que se trata de un bien común, un bien público.

Es motivo de gran alegría contar con un espacio en el que todos y todas las vecinas de Getxo, así como las personas foráneas y visitantes, puedan sentirse orgullosas de disponer de un lugar para la práctica deportiva, la convivencia, la cohesión y la inclusión.

¡Enhorabuena y mucho ánimo con la iniciativa!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *