Fase 3. Activación de proyectos

La antigua Cervecera de Fadura combinará su uso más social con el apoyo a nuevos proyectos ligados al deporte

Una de las primeras intervenciones llevadas a cabo en thinking Fadura consistió en el desarrollo de un proceso participativo específico, en 2017, para el rediseño de la antigua Cervecera de Fadura, que culminó en la elaboración de un anteproyecto para la rehabilitación del equipamiento. Ahora, a partir de este anteproyecto, realizado con las ideas propuestas por los distintos agentes participantes en el proceso, se ha realizado el diseño del proyecto básico, al que seguirá el proyecto de ejecución y, por último, el proyecto de obra que dará paso a la rehabilitación del inmueble. 

Este proyecto contempla un edificio que, por un lado, recupera su vertiente más social de la Cervecera, es decir, un lugar en el que se realicen reuniones y celebraciones de los equipos deportivos, actividades diversas, exposiciones o proyecciones relacionadas con el deporte; y, por otro lado, el espacio dará cabida y apoyo a nuevas empresas y proyectos locales que quieran desarrollar productos o servicios relacionados con el deporte.

Las posibles actividades que se desarrollarán en este espacio serán, por tanto, variadas y necesitarán diferentes requerimientos, aunque el edificio mantendrá una imagen de unidad en su conjunto y asegurará que la actividad que venía desarrollando como centro social para las entidades deportivas se siga dando. Así, la Cervecera se proyecta en tres ambientes que quedan definidos por el nivel de acondicionamiento de cada uno de ellos.

 

El primero es un espacio cerrado y aclimatado; el segundo es un espacio cubierto aunque descubierto en sus límites laterales; y, el tercero, es un espacio cubierto y parcialmente cerrado en sus límites. El elemento aglutinador que confiere unidad a las tres zonas es la estructura que, a modo de cuadernas de un buque, se va sucediendo de manera seriada y rítmica. Un cerramiento por zonas del conjunto de la estructura matizará la funcionalidad y permitirá el desarrollo de actividades diferenciadas y simultáneas.

El espacio cerrado y aclimatado, dispondrá de dos plantas. En la planta inferior se encuentra una zona principal multiusos para celebraciones, proyecciones, reuniones o exposiciones, entre otras actividades. Junto a esta zona se disponen tres salas de reuniones separadas entre sí por tabiques móviles de manera que su superficie sea configurable para diferentes tamaños. Las salas se conectarán, a su vez, con tres pequeños almacenes. La planta superior se proyecta como un espacio diáfano, separado del espacio multiusos de la planta inferior, que servirá de vivero para personas emprendedoras de negocios relacionados con el mundo del deporte. Ambas plantas dispondrán de los preceptivos aseos y núcleo de comunicaciones.

 

 

El espacio central, y menos acondicionado, sirve como zona de acceso al conjunto del inmueble y, también, como comodín en época de buen tiempo para las actividades que se desarrollen en uno u otro de sus adyacentes.

Finalmente, el tercero de los espacios, cubierto y con cierta protección lateral, se centrará en dar cabida a las celebraciones y comidas organizadas por los diferentes equipos deportivos como medio de cohesionar a sus integrantes. Este espacio contará también con una zona cerrada donde se encuentran los aseos, un pequeño almacén y un espacio para tratamiento final de la comida o limpieza de utensilios.

 

Espacialmente el equipamiento mostrará una gran permeabilidad y accesibilidad entre los diferentes ambientes y con el exterior, proyectando la imagen de un edificio amable, abierto y accesible. Los materiales a utilizar en la planta baja serán de tipo pétreo para asegurar una mayor durabilidad frente al uso diario y la humedad del subsuelo. Este tipo de material, más duro, contrastará con la la amabilidad y suavidad de los elementos de madera de la cubierta, que matizarán y entonarán la luz pasante de la misma manera que al atravesar las hojas y ramas de un bosque.

El proyecto básico ha sido contrastado con las personas, asociaciones y clubes que participaron en su diseño para asegurar que recoge la mayor parte de las aportaciones realizadas en el anteproyecto resultante de dicho proceso participativo .En los próximos meses, producirá la entrega del proyecto de obra que dará paso al inicio de las obras de este equipamiento de Getxo.

Llega el momento de comenzar a pensar en posibles usos sociales y empresariales para este espacio, así como en la forma de gestión del mismo. Y es que, siguiendo la dinámica mantenida hasta la fecha, se crearán espacios de trabajo para codiseñarlo. ¿Te gustaría formar parte de algún grupo de trabajo para el contraste de estos proyectos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *