Fase 3. Activación de proyectos

¿Cómo se seleccionan y ejecutan las actuaciones que transformarán Fadura?

metodología priorización

Una vez finalizada la segunda fase diseño participativothinking Fadura se enfrenta a dos retos. Por un lado, existe una necesidad de agrupar en proyectos concretos las numerosas propuestas de acción recogidas en el anteproyecto de reordenación del nuevo parque deportivo de Fadura. Por otro lado, es necesario establecer un orden para la ejecución de dichos proyectos  para la transformación del parque de forma paulatina.

Con el fin de abordar estos dos retos, Getxo Kirolak ha elaborado en los últimos meses una metodología de priorización de proyectos que permite ordenar las actuaciones atendiendo a un análisis multicriterio, basado en la sostenibilidad económica, social y medioambiental, que garantice su ajuste según la disponibilidad de recursos económicos existentes y proporcionando el máximo beneficio para los y las vecinas de Getxo. 

Para determinar qué proyectos proporcionan un mayor valor al municipio, el sistema de priorización compara los proyectos entre sí considerando la prevalencia de unos frente a otros mediante criterios comparadores y la asignación de valores a cada criterio. 

Esta metodología de priorización toma como referencia la Guía Metodológica para la Operacionalización de proyectos urbanos del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat) adaptando el método para acometer el desarrollo de los proyectos resultantes del proceso participativo thinking Fadura en cuatro fases: identificación, agrupación, priorización y ejecución. 

Así, en la fase de identificación se ha creado un listado de proyectos , partiendo de las 1.879 aportaciones obtenidas en el proceso participativo, que se han concretado en 218 propuestas de actuación. Posteriormente, estas propuestas se han agrupado entre sí en torno a líneas maestras como, por ejemplo, accesibilidad, movilidad, seguridad, mejora de espacios o catálogo de servicios, entre otros.  

Criterios para la priorización

Como primer paso para la priorización de proyectos se han definido los siguientes criterios de referencia: la procedencia, los objetivos, la sostenibilidad y la viabilidad de los mismos. La priorización contempla tres tipos de valores para las respuestas, y cada una de las ellas contiene un valor de entre 0 y 5 puntos. La suma de la máxima de los valores de cada una de las respuestas de un criterio implica la obtención de un valor que equivale al 100% de la puntuación. 

La forma efectiva de evaluar los proyectos es ver cómo responde cada uno de ellos a una batería de preguntas y respuestas organizadas por cada criterio. Estos criterios han sido definidos por el equipo técnico de Getxo Kirolak y aprobados por el Consejo Rector.

Todos los valores de respuestas suman, a excepción de tres tipos que obligan al sistema de priorización a comportarse de forma drástica y diferente debido al impacto que pueda tener sobre la ejecución del proyecto:

    1.  Por riesgo. Cuando la circunstancia a la que se refiere la ejecución de un proyecto implique una solución a un riesgo real o potencial para las personas o para el medio ambiente se sumarán 1.000 puntos a la puntuación general obtenida. Esto hará que el proyecto quede automáticamente posicionado para pasar a la siguiente fase.
    2. Por compromiso. De la misma forma que en el tipo de valor riesgo, cuando exista algún tipo de compromiso que obligue a la ejecución inmediata de un proyecto, como, por ejemplo, un proyecto sujeto a una subvención, la activación de una respuesta afirmativa implica también la suma de 1.000 puntos.
    3. Por viabilidad. Existe la posibilidad de que la ejecución de un proyecto esté subordinado a la ejecución de proyectos previos; también puede ocurrir que un proyecto no cumpla alguna normativa supramunicipal. Cuando el valor de este criterio sea afirmativo, la suma acumulada de cada uno de los puntos obtenidos por cada criterio se multiplicará por 0. De esta manera, el posicionamiento automático del proyecto quedará más alejado de su ejecución.

En el caso de que nuevas aportaciones, que todavía se siguen recibiendo a través de distintos canales dieran lugar a un nuevo proyecto, este proyecto deberá someterse al mecanismo de valoración para fijar su posición en el listado de proyectos  priorizados para su ejecución. En cualquier caso, el equipo técnico establecerá un ciclo de revisiones de las valoraciones de los proyectos que, inicialmente, se establece en tres meses y recogerá nuevos proyectos, así como la modificación de proyectos existentes.

Si tienes curiosidad por conocer la lista actual de los proyectos de thinking Fadura, pincha este enlace y podrás navegar en ella. Mientras tanto, ¿te gustaría formar parte de algún grupo de trabajo para el contraste de estos proyectos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *