Fase 3. Activación de proyectos

La economía circular basada en el diseño colaborativo se abre paso en Fadura

Hace unas semanas anunciamos la puesta en marcha de un proyecto para mejorar el espacio y el mobiliario de la segunda planta del edificio principal de Fadura, que incluye la galería del txikipark, la zona multiuso y el aula de estudio. Este proyecto, que parte de los principios de economía circular, es decir, trabajar a partir de materiales reciclados o reutilizados y de productos manufacturados en desuso, ha continuado avanzando a pesar de la crisis sanitaria derivada de la COVID-19. Ahora, ha llegado el momento de compartir cómo hemos diseñado este laboratorio, cómo lo hemos desarrollado y cuáles son los resultados obtenidos en colaboración con la ciudadanía.

Esquema de los diferentes flujos posibles en  la economía circular  by Abad.

El proceso participativo para este proyecto se ha vertebrado en seis fases desarrolladas bajo la metodología propia de thinking Fadura:

1. Análisis de toda la información previa

Partimos del proyecto “Mejora de los espacios del edificio central de Fadura” para contar con los aspectos fundamentales que proporciona el anteproyecto de ordenación del parque en cuanto a la mejora de los espacios físicos en el edificio principal y su adecuación a las demandas existentes y al plan de seguridad. El análisis de esta información previa sirve como punto de partida para plantear los objetivos de este laboratorio ciudadano.

2. Constitución de los equipos que diseñan y validan las soluciones

En la segunda fase de este laboratorio se han constituido tres equipos de trabajo con roles diferenciados:

  • El equipo de decisión está compuesto por personal directivo y técnico de Getxo Kirolak; su función consiste en validar los objetivos y los resultados del trabajo a realizar.
  • El equipo de solución se constituye para trabajar en el desarrollo de los planos y los prototipos. Este equipo está integrado por personal técnico de Getxo Kirolak y por personas expertas en participación ciudadana y en economía circular.
  • El equipo motor es el espacio de trabajo con personas usuarias que se prestan, de forma voluntaria, a plantear los retos de mejora y co-diseñar las soluciones adecuadas de manera colaborativa.

3. Definición de  los retos a afrontar mediante el diseño de espacio y mobiliario

La siguiente fase ha resultado clave para poner foco y definir los principales retos a abordar para mejorar el espacio y el mobiliario poniendo en el centro la experiencia de las personas usuarias. Para definir estos retos se han realizado tres sesiones de escucha de necesidades (dos de carácter telemático y una presencial). Los desafíos planteados han sido:

  • ¿Cómo mejorar el rendimiento de los espacios para momentos de máximo aforo?
  • ¿Cómo potenciar el confort de los usuarios?
  • ¿Cómo racionalizar la utilización de la zona multiuso para evitar conflictos entre actividades?

4. Codiseño de la distribución del espacio y el mobiliario

Una vez planteados los retos, el equipo técnico realizó un primer planteamiento de diferentes soluciones para el espacio y el mobiliario; de esta manera, se facilitaba que el grupo motor, integrado por usuarios y usuarias del espacio, pudiera intervenir en el diseño y dar con las mejores soluciones a los retos ya fijados.

Principales problemas a resolver by Abad

5. Prototipado de algunos elementos del mobiliario y su función en el espacio

En esta quinta fase, ya se han seleccionado tres elementos del mobiliario para avanzar en los prototipos  para la segunda planta del edificio principal de Fadura, que contribuirán a mejorar el rendimiento y el confort del espacio, además de racionalizar el uso de la zona multiusos. Se trata de la mesa de estudio, la butaca de estudio y la mesa multiuso. Estos tres elementos resultan claves para comenzar a transformar el espacio.

Pronto podremos conocer y probar el resultado.

6.Desarrollo de los planos y las indicaciones para hacer realidad el proyecto

Por último, se generará la documentación necesaria para poder  activar la contratación de la fabricación del mobiliario, siempre preservando los valores y las características de un proyecto de economía circular.

Todos los espacios de participación generados en torno a thinking Fadura incorporan una lógica de laboratorio que permite experimentar y aprender de forma que cada acción mejora las siguientes. En este caso, podemos destacar  tres aprendizajes muy importante a tener en cuenta de cara a futuro:

  • Micro-participación. La falta de tiempo limita las horas que las personas pueden dedicar a las sesiones de trabajo; a pesar de esta limitación, la ciudadanía está dispuesta a intervenir en talleres o espacios de participación para colaborar en la solución de los retos que nos afectan.
  • Diferentes niveles de implicación. Dedicar tiempo a las personas que se acercan a la micro-participación ofrece, por un lado, la oportunidad de explicar el impacto de la participación en la mejora de Fadura y, por otro, las personas ven la ocasión de aprender y acercarse a procesos en los que, a priori, no apreciaron intereses comunes.
  • Combinación de espacios presenciales y digitales. El equipo facilitador del proyecto ha mostrado una gran flexibilidad sabiendo combinar acciones presenciales previas a la crisis del coronavirus, con sesiones telemáticas de trabajo y, por último, retomar la participación presencial adaptándose a las medidas de seguridad adecuadas. En esta combinación se ha logrado la colaboración de usuarios y usuarias del edificio principal de Fadura, tanto en la escucha de necesidades, como en el contraste de las posibles soluciones.

En Getxo Kirolak pensamos que, a pesar del momento complicado en el que se ha desarrollado este laboratorio, hemos conseguido generar un espacio de trabajo significativo, no solo por las más de 40 personas participantes con diferentes niveles de compromiso, sino también por  los resultados obtenidos.

¿Quieres conocer cómo puede quedar el espacio y el mobiliario del edificio central de Fadura? En este álbum te dejamos las fotografías de las sesiones y compartimos también un resumen del proceso hasta el momento actual.

A la vuelta de verano podremos ver y probar los primeros prototipos a tamaño real en Fadura, pero si quieres conocer cómo avanzan los prototipos no dejes de seguirnos en nuestras redes sociales con el hashtag #thinkingFadura.

Descarga el documento de trabajo completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *